Garantice la disponibilidad sin la complejidad de los clústeres de Microsoft

Proporcione funciones sencillas y rentables de alta disponibilidad y recuperación ante desastres para todas las funciones de servidor de Exchange con VMware Fault Tolerance, VMware High Availability, vMotion y Site Recovery Manager. Elimine la necesidad de implementar complejas soluciones de clústeres de Microsoft y servidores dedicados en modo de espera. Como alternativa, ejecute los clústeres de Microsoft en vSphere y combínelos con las soluciones de disponibilidad de vSphere para lograr una disponibilidad óptima. Elimine el tiempo de inactividad planificado para el mantenimiento del hardware con VMware vMotion. Solo tiene que mover con vMotion las máquinas virtuales de Exchange a otro host físico durante el mantenimiento, sin que la disponibilidad del servicio se vea afectada.

Proteja todas las funciones de servidor de Exchange contra fallos de hardware y problemas del sistema operativo con VMware Fault Tolerance(FT) o VMware High Availability (HA). En caso de producirse un fallo de hardware, VMware FT garantiza la disponibilidad continua sin pérdida de datos; mientras que VMware HA solo tarda unos minutos en reiniciar automáticamente las máquinas virtuales en otro host.

Ponga en marcha un plan de recuperación ante desastres simple y automatizado con las soluciones de recuperación ante desastres de VMware y Site Recovery Manager. Replique y recupere las máquinas virtuales en un sitio secundario, incluidas implementaciones completas de Exchange, sin necesidad de utilizar hardware dedicado en modo de espera.

Para disfrutar de disponibilidad continua con reconocimiento de aplicaciones, combine los clústeres de Microsoft con las soluciones de disponibilidad de VMware a fin de obtener una capa de protección adicional y maximizar el tiempo de actividad.

Revlon – Vídeo de testimonio del cliente

vmw_customer_revlon

Escale Exchange de forma dinámica para garantizar los niveles de servicio

Dimensionar la infraestructura de Exchange empuja a tomar una difícil elección entre proporcionar la capacidad suficiente para abordar requisitos futuros y mantener bajo control los costes de la infraestructura. Utilice vSphere para dimensionar las máquinas virtuales de acuerdo con las necesidades actuales y poderlas escalar dinámicamente para abordar las cargas futuras.

  • Parta de configuraciones que tengan una cantidad reducida de memoria y CPU.
  • Utilice vCenter CapacityIQ para dimensionar correctamente la infraestructura conforme a las necesidades actuales.
  • Si un host se queda sin capacidad, VMware DRS activa automáticamente vMotion para mover las máquinas virtuales de Exchange a otro host que tenga recursos suficientes.
  • Si un buzón de correo Exchange se queda sin capacidad, añada en caliente CPU, memoria o discos para preservar los niveles de servicio.

Acelere la distribución de nuevos servicios de correo electrónico

Aprovisionar nuevos servicios de correo electrónico para producción puede tardar meses, mientras se adquiere e instala el hardware dedicado, se aprovisiona y configura el sistema operativo, y por último se configura la aplicación. Este largo proceso manual se presta además a cometer errores y puede dar lugar a problemas de configuración e interrupciones del servicio.

Con vSphere, puede crear una biblioteca de vApps que se puede aprovisionar, según las necesidades y en cuestión de minutos, en la infraestructura virtual. Por ejemplo, con los dispositivos virtuales, el tiempo de implementación de BlackBerry Enterprise Server se puede reducir de semanas o meses a solo unos minutos.

Es posible agilizar la realización de pruebas y la solución de problemas en las complejas aplicaciones de correo electrónico, al mismo tiempo que se minimizan los riesgos que conlleva hacer cambios. Utilice snapshots y clones de vCenter para reproducir en el laboratorio vApps, encapsulando aplicaciones enteras de múltiples niveles, en cuestión de minutos. Pruebe los cambios de las aplicaciones en otros niveles de aplicaciones relacionados, y en una copia exacta de la configuración de producción, a fin de reducir al máximo el riesgo de errores. Elimine la necesidad de aprovisionar aplicaciones manualmente en cada ciclo de pruebas.

Caso práctico
  • Intermedia: El mayor servicio de correo electrónico alojado del mundo virtualiza 115 000 buzones de correo de Microsoft Exchange 2010 y logra una disponibilidad del 99,999 %

Recursos relacionados