Es el momento de actualizar a vSphere 5.5.

VMware ESXi™ es el hipervisor bare-metal diseñado expresamente y líder del mercado. ESXi no depende de un sistema operativo de uso general, dado que se instala directamente en el servidor físico, lo que permite que se divida en varios servidores lógicos denominados máquinas virtuales.

Los clientes pueden utilizar ESXi de forma gratuita con vSphere Hypervisor o como parte de una edición de pago de vSphere.

Funciones de vSphere ESXi Hypervisor

Fiabilidad y seguridad mejoradas

La funcionalidad de gestión del hipervisor bare-metal ESXi se integra en VMkernel, lo que reduce el tamaño a 150 MB. Esto ofrece una superficie de ataque muy pequeña para malware y las amenazas procedentes de la red, lo que mejora la fiabilidad y la seguridad.

Implementación y configuración racionalizadas

Dado que tiene menos opciones de configuración y que la implementación y la configuración son sencillas, la arquitectura de ESXi facilita el mantenimiento de una infraestructura virtual coherente.

Reducción de los gastos de gestión

vSphere ESXi utiliza un enfoque sin agentes de la supervisión del hardware y la gestión de sistemas, con un modelo de integración de partners basado en API. Las tareas de gestión se llevan a cabo en líneas de comandos directas, con VMware vSphere Command Line Interface (vCLI) y PowerCLI, que utiliza cmdlets y scripts de Windows PowerShell para automatizar la gestión.

Simplificación de la aplicación de parches y actualizaciones del hipervisor

Una menor cantidad de parches implica un menor período de mantenimiento y una menor cantidad de períodos de mantenimiento programados.

Detalles técnicos

Seguridad mejorada

Un control y acceso mejorados basado en funciones elimina la dependencia de una cuenta raíz compartida. Es posible asignar privilegios administrativos completos a usuarios y grupos. No es necesario compartir el acceso o una cuenta de superusuario común para poder realizar tareas administrativas.

Registro y auditoría extensos

vSphere ESXi registra toda la actividad de los usuarios, tanto desde el shell como desde la interfaz de usuario de la consola directa (DCUI), en la cuenta del usuario. De esta forma, se garantiza la rendición de cuentas de los usuarios y resulta sencillo auditar su actividad.

Versión mejorada de vMotion

La migración dinámica de máquinas virtuales permite combinar vMotion y VMware vSphere® Storage vMotion® en la misma operación. En implementaciones pequeñas de infraestructura virtual, la migración combinada con vMotion permite mover de un host a otro la máquina virtual completa (memoria, CPU y disco). En los entornos más grandes, las mejoras de vMotion permiten realizar la migración dinámica de máquinas virtuales completas de un clúster a otro, aunque los clústeres no compartan el almacenamiento.

Prestaciones de máquina virtual

Las máquinas virtuales que se ejecutan en vSphere ESXi son compatibles con las siguientes funciones y prestaciones:

  • Las máquinas virtuales pueden admitir hasta 64 CPU virtuales.
  • Las máquinas virtuales pueden admitir hasta 1 TB de RAM.
  • La nueva versión de Advanced Host Controller Interface (AHCI) admite hasta 120 dispositivos por máquina virtual.
  • Tamaño máximo de VMDK aumentado a 62 TB.
  • La reclamación del almacenamiento del sistema operativo invitado devuelve el espacio de disco al depósito de almacenamiento cuando se anula la asignación en el sistema operativo invitado.
  • Mejora de la virtualización de CPU mediante la exposición de más información sobre la arquitectura de CPU del host a las máquinas virtuales. Esta mejora en la exposición de las CPU facilita la depuración, el ajuste y la resolución de problemas de los sistemas operativos y las aplicaciones contenidos en la máquina virtual.
Integración con Active Directory

Puede unir los hosts de vSphere ESXi a su dominio de Active Directory. Una vez añadidos, Active Directory gestiona la autenticación de usuarios y elimina la necesidad de crear cuentas de usuario local en cada host.

Gestión centralizada de la configuración y las imágenes del host mediante Auto Deploy

Al combinar las funciones de perfiles del host, Image Builder y PXE, VMware vSphere® Auto Deploy™ simplifica la instalación y actualización de los hosts. En la biblioteca de Auto Deploy se almacenan de forma centralizada las imágenes de todos los hosts de vSphere. Los administradores pueden aprovisionar automáticamente hosts nuevos en función de las reglas definidas por el usuario. Reconstruir un host es tan sencillo como reiniciarlo.

Cortafuegos sin estado

vSphere ESXi presenta ahora un cortafuegos sin información de estado orientado a servicios. Se puede configurar mediante vSphere Client o desde la línea de comandos con ESXCLI. El nuevo motor de cortafuegos elimina el uso de IPTABLES y permite a los administradores definir las reglas de puertos de los servicios. Además, es posible especificar rangos de direcciones IP o direcciones IP individuales que se podrán conectar a los servicios del host.

Migración a vSphere 5.5: saque partido a las ventajas únicas

Gracias a su arquitectura ultraligera que ocupa menos de 150 MB en el disco, vSphere 5.5 proporciona los mismos máximos de rendimiento y escalabilidad que las versiones previas de vSphere con varias ventajas adicionales.

Fiabilidad y seguridad mejoradas: basado en una nueva arquitectura de ESXi con menos líneas de código e independencia de un sistema operativo de uso general, vSphere 5.5 reduce de manera drástica el riesgo de errores o vulnerabilidades de seguridad, y facilita la protección de la capa de hipervisor.

Implementación y configuración racionalizadas: gracias al pequeño tamaño, la arquitectura de ESXi tiene muchos menos elementos de configuración, lo que simplifica en gran medida la implementación y la configuración y facilita el mantenimiento de la coherencia.

Mayor eficiencia de gestión: el modelo de integración de partners basado en API de la arquitectura de ESXi elimina la necesidad de instalar y gestionar agentes de gestión de terceros en el host de vSphere. Se pueden automatizar las tareas rutinarias aprovechando entornos de scripts de líneas de comandos, como vCLI o PowerCLI.

Simplificación de la aplicación de parches y actualizaciones del hipervisor: gracias a su menor tamaño y al número de componentes reducido, ESXi requiere muchos menos parches, lo que acorta los tiempos de servicio y disminuye las vulnerabilidades de seguridad.