Resumen de las funciones

VMware vSphere® Fault Tolerance (FT) proporciona una disponibilidad continua de las aplicaciones (con hasta 4 procesadores virtuales) en caso de que se produzcan fallos en el servidor, mediante la creación de una instancia oculta en tiempo real de una máquina virtual que siempre está actualizada con la máquina virtual primaria. En caso de una interrupción del hardware, vSphere FT activa automáticamente la conmutación por error, garantizando que no hay tiempo de inactividad y evitando la pérdida de datos.

Tras la conmutación por error, vSphere FT crea automáticamente una nueva máquina virtual secundaria con el fin de proporcionar protección continua a la aplicación.

Protección de las aplicaciones con independencia del sistema operativo o el hardware subyacente

vSphere Fault Tolerance protege cualquier máquina virtual (con hasta 4 procesadores virtuales), incluidas las aplicaciones personalizadas y propias que los productos de alta disponibilidad tradicionales no pueden proteger.

  • Es compatible con cualquier tipo de almacenamiento compartido, incluidos Fibre Channel, iSCSI, FCoE y NAS.
  • Compatible con todos los sistemas operativos que admite vSphere.
  • Funciona con los clústeres existentes de VMware vSphere Distributed Resource Scheduler y VMware vSphere High Availability (HA) a fin de proporcionar funciones avanzadas de equilibrio de carga y asignación inicial óptima de las máquinas virtuales.
  • Contiene un mecanismo de control de versiones que permite que las máquinas virtuales principal y secundaria se ejecuten en hosts que admitan vSphere FT con niveles de parches distintos, pero compatibles.

Facilidad de configuración, activación y desactivación

Puesto que aprovecha los clústeres existentes de vSphere HA, vSphere FT puede proteger cualquier cantidad de máquinas virtuales de un clúster. Los administradores pueden activar y desactivar vSphere FT en determinadas máquinas virtuales con solo seleccionar y hacer clic en vSphere Web Client. Utilice vSphere FT, según las necesidades, para las aplicaciones que requieren protección continua en determinados periodos críticos, como los de cierre de trimestre.