Resumen de funciones

VMware vSphere® Network I/O Control se utiliza para configurar reglas y políticas en el nivel de máquina virtual, así como para asegurarse de que siempre haya recursos disponibles para sus aplicaciones esenciales para el negocio. Network I/O Control supervisa la red. Cada vez que detecta congestión, automáticamente reasigna los recursos a las aplicaciones de máxima prioridad conforme a lo definido en las reglas empresariales.

De este modo, Network I/O Control permite mejorar la productividad de los administradores, ampliar la virtualización a mayor número de cargas de trabajo y aumentar la versatilidad de la infraestructura.

Diagrama de la arquitectura de Network I/O Control

Diagrama de la arquitectura de Network I/O Control

Cumpla con creces los niveles de servicio de las aplicaciones esenciales para el negocio

  • Aumente la productividad de los administradores reduciendo el tiempo que dedican a la gestión activa del rendimiento.
  • Conecte la calidad de servicio de la infraestructura virtual y física con el etiquetado 802.1 por recurso.
  • Establezca, consulte y supervise las cuotas y los límites de los recursos de red.

Optimice sus cargas de trabajo

  • Virtualice más cargas de trabajo, incluso aplicaciones esenciales que realizan un uso intensivo de E/S.
  • Asegúrese de que cada cliente de cloud obtenga la cuota de recursos de E/S que tiene asignada.
  • Establezca y aplique prioridades de red (por máquina virtual) en todo el clúster.

Disfrute de una infraestructura ágil y flexible

  • Reduzca su necesidad de interfaces de red dedicadas a una máquina virtual o aplicación individual.
  • Habilite implementaciones de múltiples clientes.

Detalles técnicos

En la actualidad, muchos centros de datos virtualizados están pasando a usar adaptadores de red 10 Gigabit Ethernet (10GbE) en lugar de configurar varias tarjetas de red de 1 GB. 10GbE proporciona un ancho de banda que permite que varios flujos de trabajo compartan el mismo enlace físico.

Los adaptadores 10GbE simplifican la infraestructura de red y solucionan otros inconvenientes de la tecnología de 1 GB, como el ancho de banda insuficiente y la menor utilización. Incluso con las ventajas de 10GbE citadas, es preciso garantizar que los flujos de tráfico tengan acceso a un ancho de banda suficiente.

Network I/O Control aborda este requisito porque hace posible la coexistencia de varias cargas de trabajo en un mismo canal de red, a fin de sacar el máximo partido de 10GbE. Network I/O Control utiliza pools de recursos parecidos a los que se emplean para las CPU y la memoria. El administrador de VMware vSphere® recibe un control que permite garantizar un rendimiento previsible de la red cuando hay varios tipos de tráfico que compiten por los mismos recursos de red físicos. Network I/O Control solamente se admite con VMware vSphere® Distributed Switch™ (VDS).

Network I/O Control pone las siguientes prestaciones a disposición de los administradores:

  • Aislamiento: garantiza el aislamiento del tráfico, para que un flujo determinado nunca domine por encima de los demás, lo que evita las pérdidas de paquetes.
  • Cuotas: permiten un particionamiento flexible de la capacidad de red, para ayudar a los usuarios a gestionar la situación cuando los flujos compiten por los mismos recursos.
  • Límites: aplique límites de ancho de banda del tráfico para el conjunto de dvUplinks global de vSphere Distributed Switch.
  • Formación de equipos (teaming) basada en la carga: utiliza con eficacia un conjunto de dvUplinks de vSphere Distributed Switch para ofrecer capacidad de red.
  • Etiquetado IEEE 802.1p: etiqueta los paquetes que salen del host de vSphere para que los recursos de red físicos los gestionen correctamente.

Network I/O Control clasifica el tráfico en varios pools de recursos predefinidos:

  • VMware vSphere® vMotion®
  • iSCSI
  • Registro de tolerancia a fallos
  • Gestión
  • Sistemas de archivos de red (NFS)
  • Tráfico de máquinas virtuales
  • Tráfico de vSphere Replication
  • Definido por el usuario