Reduzca las necesidades de ancho de banda

vSphere Replication, el motor de replicación propiedad de VMware, copia únicamente los bloques cambiados en el sitio de recuperación. Este método reduce la utilización del ancho de banda y hace posibles objetivos de punto de recuperación (RPO) más agresivos si se compara con la replicación manual del sistema completo de las máquinas virtuales. Con Replication, puede:

  • Aprovechar una «copia de propagación» de los datos de la máquina virtual durante la sincronización inicial.
  • Garantizar una utilización eficaz de la red realizando el seguimiento de las áreas de disco modificadas y replicando únicamente los deltas.

Evite quedar cautivo del almacenamiento

vSphere Replication es la única solución de replicación basada en hipervisor que funciona en el nivel de disco de máquina virtual (VMDK) individual, para permitir la replicación entre almacenes de datos con independencia del almacenamiento donde se alojen.

  • Reasigne el almacenamiento en el sitio de protección.
  • Permita el uso de distintas tecnologías de almacenamiento en sitios opuestos (por ejemplo, de SAN a NAS, de Fibre Channel a iSCSI).
  • Use el almacenamiento secundario solo para las máquinas virtuales protegidas, no para todo el entorno.

Construya configuraciones flexibles de recuperación ante desastres

Garantice la coherencia de datos de aplicaciones y de máquinas virtuales con solo un clic al configurar una máquina virtual para su replicación.

  • Efectúe la integración automática con Microsoft Volume Shadow Copy Service (VSS) para garantizar copias de recuperación coherentes.
  • Aproveche los objetivos de punto de recuperación flexibles de entre 15 minutos y 24 horas.
  • Controle la replicación de máquinas virtuales mediante VMware® vCenter Server™.
  • Escale hasta cientos de máquinas virtuales por clúster.
  • Utilice varias instantáneas puntuales para realizar la reversión a los estados conocidos anteriores.

Detalles técnicos

Replicación de máquinas virtuales a nivel de hipervisor

Replication es un componente perfectamente integrado en VMware vSphere®. Es el único motor de replicación de máquinas virtuales de «nivel de hipervisor» genuino del sector. Los bloques modificados de los discos de una máquina virtual que está en ejecución en el sitio principal se envían a un sitio secundario. Una vez en él, se aplican a los discos de máquina virtual de la copia sin conexión (de protección) de la máquina virtual.

Gestión de la replicación basada en agentes

vSphere Replication incluye un agente en el seno del paquete de instalación básico de vSphere en cada host, así como en un conjunto de dispositivos virtuales que se implementan desde la interfaz de gestión. El agente envía los datos modificados desde una máquina virtual en ejecución al dispositivo que se encuentra en el sitio remoto; a continuación, este último añade la replicación a los archivos de disco sin conexión de esa máquina virtual. El dispositivo también gestiona el proceso de replicación, lo que proporciona visibilidad a los administradores sobre el estado de protección de las máquinas virtuales, así como la capacidad de recuperarlas con solo unos clics.

Objetivos de punto de recuperación ajustables

Resulta sencillo configurar la replicación de hasta 500 máquinas virtuales desde la interfaz de gestión estándar de vCenter Server: solamente hay que hacer clic con el botón derecho del ratón en una máquina virtual y seleccionar el destino de su réplica. El proceso incluye configurar un objetivo de punto de recuperación que defina la antigüedad que puede llegar a tener cada copia de seguridad de la máquina virtual. A continuación, vSphere Replication replicará los datos para cumplir en todo momento ese objetivo de punto de recuperación. De esta forma, se garantiza que el contenido de la máquina virtual nunca sea más antiguo de lo permitido en su política de replicación.

Sincronización de máquinas virtuales y copias de propagación

vSphere Replication efectuará una sincronización inicial de la máquina virtual de origen y su copia replicada. Si se desea, se pude colocar una copia de propagación de los datos en el destino, para minimizar el tiempo y el ancho de banda que se necesitan para la primera replicación. Una copia de propagación de una máquina virtual consiste en un archivo de disco de máquina virtual que se puede colocar en la ubicación de destino por medio de casi cualquier mecanismo. La copia de propagación se puede crear manualmente o bien copiarse en su lugar mediante cualquier mecanismo que el administrador elija, como copia sin conexión, FTP, soportes extraíbles o incluso imágenes ISO o clones de máquinas virtuales.

Transferencias inteligentes

Una vez finalizada la sincronización básica, vSphere Replication transferirá únicamente los bloques de datos que se hayan modificado. El kernel de vSphere realiza el seguimiento de las escrituras únicas en las máquinas virtuales protegidas, e identifica y replica solamente los bloques en los que se han realizado escrituras únicas durante el objetivo de punto de recuperación preconfigurado. De este modo, el tráfico de red se minimiza y es posible respetar objetivos de punto de recuperación sumamente ambiciosos. Los datos únicos solamente se tienen que enviar una vez. Solamente se replican los cambios, que se envían al dispositivo de vSphere Replication de la ubicación de destino.

Replicación no intrusiva

El proceso de replicación de máquinas virtuales no es intrusivo y tiene lugar con independencia del sistema operativo. Es transparente para las máquinas virtuales protegidas y no requiere ningún cambio en su configuración ni gestión continua.

Diagrama de replicación de máquinas virtuales en el nivel de hipervisor

Bloques modificados

Diagrama de replicación de máquinas virtuales en el nivel de hipervisor

Captura de pantalla de la configuración de vSphere Replication

Selección de un objetivo de punto de recuperación para varias máquinas virtuales

Captura de pantalla de la configuración de vSphere Replication