Virtualización de redes

La amplia adopción de la virtualización de servidores ha cambiado radicalmente la distribución y la gestión de las aplicaciones, ahorrando miles de millones de dólares a las empresas. Sin embargo, la red a las que se conectan estas cargas de trabajo dinámicas no se ha desarrollado al mismo ritmo. El aprovisionamiento de red sigue siendo muy lento; se tardan días o semanas en crear topologías sencillas. La asignación y la movilidad de las cargas de trabajo se ven restringidas por las limitaciones de la red física; y las dependencias de hardware requieren experiencia y conocimientos específicos de distintos proveedores. La configuración de la red se realiza manualmente; y el mantenimiento es caro y requiere muchos recursos.

Ampliación de la virtualización a las redes y la seguridad

El centro de datos definido por software permite el avance de las redes y la seguridad mediante la creación del mismo tipo de capa de abstracción basada en software que transformó la informática. Las ventajas que se consiguen son similares: aprovisionamiento programado rápido, implementaciones sin interrupción, compatibilidad con aplicaciones antiguas y nuevas en cualquier hardware de redes IP de uso general, y eliminación de las limitaciones impuestas por el hardware a los servicios de redes.

Evolución de los servicios físicos a los servicios lógicos

De forma parecida a las máquinas virtuales, una red virtual cuenta con componentes de red lógicos —como switches, enrutadores y firewalls lógicos, equilibradores de carga lógicos, VPN lógicas, etc.— para las cargas de trabajo conectadas.

Las redes lógicas se crean, aprovisionan y gestionan de forma programada utilizando la red física subyacente como mero mecanismo de reenvío de paquetes. Al igual que sucede con la virtualización de servidores, cualquier combinación de dispositivos de red lógicos y políticas de seguridad puede integrarse en cualquier topología. Los servicios de redes y de seguridad están vinculados a cada máquina virtual y se desplazan con ella, por lo que las cargas de trabajo pueden añadirse y transferirse de forma dinámica sin intervención humana.

Características fundamentales de la virtualización de redes

La virtualización de redes ofrece independencia del hardware al desvincular por completo los componentes de red de la infraestructura de red física subyacente. Desde la perspectiva del host final, el modelo de red física se reproduce fielmente, y no se ve ninguna diferencia en las cargas de trabajo. En lo que se refiere a las operaciones, el cambio es transformador al hacer posible una automatización sin precedentes de todas las tareas, desde el aprovisionamiento de red hasta la implementación y el mantenimiento.

Productos de virtualización de redes