Permite crear, aprovisionar, tomar snapshots, eliminar y restablecer redes complejas de manera programática, todo mediante software. VMware NSX rompe las barreras actuales de las redes físicas, lo que permite a los operadores del centro de datos lograr una gran velocidad, reducir los costos e incrementar el poder de elección.

Una transformación, no una transición

NSX ofrece un modelo operacional completamente nuevo para la red que rompe las barreras actuales de las redes físicas, lo que permite a los operadores del centro de datos lograr una gran velocidad, reducir los costos e incrementar el poder de elección.

Al igual que la virtualización de servidores, que permite a TI tratar a los anfitriones físicos como un depósito de capacidad de procesamiento, la estrategia de NSX permite a TI tratar a su red física como un depósito de capacidad de transporte que puede consumirse y reasignarse según demanda.

Una máquina virtual es un un contenedor de software que incluye una CPU lógica, memoria y capacidad de almacenamiento, lo que permite ejecutar aplicaciones. De manera similar a las máquinas virtuales, una red virtual es un contenedor de software que presenta componentes de red lógicos (switches lógicos, enrutadores lógicos, firewalls lógicos, equilibradores de carga lógicos, VPN lógicas, etc.), lo que permite ejecutar cargas de trabajo conectadas.

Las redes lógicas se crean, aprovisionan y administran de manera programática, utilizando la red física subyacente como una placa base que reenvía paquetes. Los servicios de red y seguridad se distribuyen y asocian a las máquinas virtuales dentro de una red. A medida que una máquina virtual se traslada a otro anfitrión, estos servicios permanecen asociados a la máquina virtual y se trasladan con ella. Además, a medida que las máquinas virtuales nuevas se incorporan en una red para hacer escalar una aplicación, se pueden aplicar políticas de manera dinámica a las máquinas virtuales nuevas.

Las empresas quieren ir rápido

Las empresas quieren aumentar la velocidad de la innovación, reducir el tiempo de salida al mercado y aumentar la velocidad de sus negocios. La red se ha convertido en una barrera operacional en la que TI se esfuerza por responder a las necesidades empresariales. NSX elimina esa barrera.

El aprovisionamiento programático reduce los tiempos de suministro del servicio, de semanas a segundos. NSX transforma el modelo operacional de la red, lo cual, en combinación con el procesamiento y la virtualización del almacenamiento, ofrece una velocidad de TI para el negocio nunca antes posible.

La tecnología más disruptiva, no disruptiva… ¡Nuevamente!

Al igual que lo que representa VMware para la virtualización del procesamiento, NSX se implementa sin interrupciones sobre cualquier infraestructura de red física existente y soporta estructuras y topologías de la siguiente generación de cualquier proveedor.

Debido a que las redes virtuales reproducen el modelo de red en software, las aplicaciones y cargas de trabajo existentes funcionan sin modificaciones, y los operadores siguen utilizando las herramientas existentes de monitoreo de red. Las herramientas de resolución de problemas pueden ver y procesar el tráfico de red virtual del mismo modo que el tráfico de red física.

Probado

NSX ha sido implementado en escala en entornos de producción completa por varios de los proveedores de servicios de nube, y los centros de datos empresariales y financieros más grandes del mundo. Las empresas como AT&T, NTT, Rackspace, eBay y PayPal han virtualizado sus redes con NSX y están disfrutando de la velocidad y la eficiencia que ofrece la plataforma de virtualización de red de NSX.