Aprovisione anfitriones de vSphere con rapidez

VMware vSphere® Auto Deploy™ facilita la implementación de servidores y el aprovisionamiento rápido de los anfitriones de vSphere mediante el aprovechamiento de las capacidades de arranque de la red de los servidores x86 y la pequeña superficie del hipervisor VMware® ESXi™. Con Auto Deploy, los anfitriones de vSphere arrancan en la red desde un servidor central de Auto Deploy en el que el software de ESXi está instalado directamente en la memoria del servidor. Una vez que está instalado, se utiliza un host profile de VMware® vCenter™ para configurar el anfitrión. Después de la configuración, el anfitrión se conecta con vCenter, donde queda disponible para alojar máquinas virtuales. El proceso completo es totalmente automático y permite el aprovisionamiento rápido de nuevos anfitriones sin intervención manual.

Centralice la administración de imágenes de ESXi

Con Auto Deploy, comparta imágenes de software ESXi con todos los anfitriones que se ejecutan en el mismo tipo de hardware. La administración centralizada de imágenes elimina la necesidad de aplicar parches a los anfitriones ESXi y de actualizarlos uno por uno. En lugar de ello, simplemente realice una única actualización al perfil de imagen compartido y luego reinicie los anfitriones de VMware vSphere®.

Elimine el desvío de configuración

Cada vez que un anfitrión de vSphere se reinicia, se vuelve a instalar y configurar, lo que garantiza una imagen y una configuración coherentes. Auto Deploy evita el desvío de la configuración y elimina la necesidad de utilizar recursos importantes para administrar el desvío que se produce en los procesos manuales de configuración y aplicación de parches.

Ejecútelo desde la memoria con anfitriones de vSphere sin discos

Los anfitriones aprovisionados con Auto Deploy se pueden configurar para que funcionen completamente desde la memoria, lo que elimina la necesidad de comprar o asignar almacenamiento local a cada uno de los anfitriones de vSphere. No tener que contar con un dispositivo de arranque dedicado simplifica las configuraciones de la red de área de almacenamiento (SAN, Storage Area Network) gracias a la distribución de zonas y al enmascaramiento de números de unidad lógica (LUN, Logical Unit Numbers) más simples.

Implementaciones de anfitriones con estado

Gracias al almacenamiento en caché sin estado o a las implementaciones con estado, el anfitrión se puede iniciar desde el disco local, incluso en el caso de una posible falla del servidor de Auto Deploy.

Detalles técnicos

Entorno de ejecución previo al arranque (PXE)

Auto Deploy se basa en el entorno de ejecución previo al arranque (PXE, Preboot eXecution Environment). Cuando se enciende un anfitrión de vSphere, se inicia el arranque de la red basado en PXE. Para el arranque con PXE se requiere un servidor DHCP y TFTP, que se debe configurar fuera de Auto Deploy.

Image Builder CLI

Auto Deploy utiliza vSphere Image Builder CLI a fin de crear y mantener perfiles de imagen de ESXi personalizados para instalar los anfitriones ESXi.

Motor de reglas de Auto Deploy

Un motor de reglas en Auto Deploy VMware® vCenter Server™ utiliza la información proporcionada por el anfitrión durante el arranque PXE para determinar los perfiles de imagen y anfitrión adecuados que se necesitarán para configurar el anfitrión, así como el lugar dentro de vCenter en el que se colocará el anfitrión.

Servidor web Auto Deploy

Se utiliza un servidor web que se ejecuta en el servidor de Auto Deploy para implementar la imagen de ESXi junto con el host profile.

PowerCLI

Tanto Image Builder CLI como el servidor de Auto Deploy están basados en VMware vSphere® PowerCLI™.