VMware vSphere® with Operations Management™ (vSOM) brinda cuatro tipos de servicios de virtualización de red a las máquinas virtuales y los anfitriones de VMware vSphere®. La plataforma vincula las máquinas virtuales entre sí en un único anfitrión, conecta las máquinas virtuales a la red física y también une los servicios VMkernel (como NFS, iSCSI y VMware vSphere® vMotion®) a la red física. Por último, proporciona una red para la interfaz de administración, que ejecuta servicios de administración para los anfitriones de vSphere.

La plataforma de vSphere consta de dos bloques lógicos de redes: adaptadores virtuales de Ethernet y switches virtuales.

Acerca de las redes virtuales

Adaptadores virtuales de Ethernet

Configure las máquinas virtuales con uno o más adaptadores virtuales de Ethernet, presentados al SO invitado por el hardware de la máquina virtual. El SO invitado ve los adaptadores virtuales como tarjetas de interfaz de red comunes y usa controladores estándares. También hay varios adaptadores virtuales de Ethernet con fines específicos que proporcionan un rendimiento optimizado en un entorno de máquinas virtuales y que poseen los controladores de SO correspondientes proporcionados como parte de VMware Tools.

Switches virtuales

Los switches virtuales permiten que las máquinas virtuales que se encuentran en un anfitrión de vSphere se comuniquen entre sí mediante los mismos protocolos que utilizan los switches físicos. El switch virtual emula un switch físico de red de Ethernet tradicional mediante el reenvío de tramas en la capa de enlace de datos. Un anfitrión de vSphere puede contener muchos switches virtuales, y cada uno de ellos puede tener más de 1000 puertos virtuales internos para las máquinas virtuales.

La plataforma de vSphere es compatible con vSphere Standard Switch, una configuración de switch virtual a nivel del anfitrión, y con VMware vSphere® Distributed Switch™, un switch virtual único que abarca múltiples anfitriones asociados.

Funciones

Network I/O Control (NIOC)

VMware vSphere® Network I/O Control permite configurar reglas y políticas para cada máquina virtual y así garantizar que las aplicaciones fundamentales del negocio tengan un acceso prioritario a la red. NIOC monitorea continuamente la carga de la red y, cuando se detecta una congestión, asigna de manera dinámica los recursos disponibles a las aplicaciones más importantes, lo que mejora y resguarda los niveles de servicio de estas aplicaciones.

vSphere Distributed Switch

vSphere Distributed Switch (VDS) simplifica la creación de redes de máquinas virtuales porque permite configurar la conmutación de acceso de las máquinas virtuales para todo su centro de datos desde una interfaz centralizada. Esto simplifica la tarea de aprovisionar, administrar y monitorear redes virtuales entre múltiples anfitriones y clústeres. VDS también proporciona capacidades enriquecidas de monitoreo y solución de problemas, además de admitir funciones de redes avanzadas de vSphere.