¿Qué es el escritorio como servicio (DaaS)?

 

El escritorio como servicio (DaaS) es una solución de informática de cloud en la que un proveedor de servicios suministra escritorios virtuales a los usuarios finales por Internet, bajo licencia de acuerdo con una suscripción por usuario.

 

El proveedor se ocupa de la gestión del back-end para pequeñas empresas a las que la creación de una infraestructura de escritorios virtuales propia les resulte demasiado cara o les consuma demasiados recursos. Esta gestión suele incluir mantenimiento, copias de seguridad, actualizaciones y almacenamiento de datos. Los proveedores de servicios de cloud también pueden ocuparse de la seguridad y las aplicaciones del escritorio, o se puede dejar que los usuarios gestionen cada uno de estos aspectos del servicio.

 

Hay dos tipos de escritorios disponibles en DaaS: los persistentes y los no persistentes. En el caso de los escritorios persistentes, los usuarios pueden personalizar y guardar un escritorio para que tenga el mismo aspecto cada vez que inicien sesión. Los escritorios no persistentes se borran cada vez que el usuario cierra la sesión, son tan solo una forma de acceder a servicios de cloud compartidos. Los escritorios persistentes requieren más espacio de almacenamiento que los no persistentes, de modo que pueden ser más costosos. Los proveedores de cloud pueden permitir a los clientes elegir uno de los dos tipos, para que los trabajadores con necesidades específicas accedan a un escritorio persistente y los trabajadores temporales u ocasionales tengan acceso a través de un escritorio no persistente.

¿Cómo funciona un escritorio como servicio (DaaS)?

DaaS permite que el proveedor de servicios de cloud aloje la infraestructura, los recursos de red y el almacenamiento en la cloud y transmita un escritorio virtual en el dispositivo del usuario, donde el usuario puede acceder a los datos y las aplicaciones del escritorio desde un navegador web u otro tipo de software. Las organizaciones pueden comprar tantos escritorios virtuales como necesiten mediante un modelo de suscripción.

 

En el pasado, era muy difícil usar las aplicaciones con un uso intensivo de gráfico mediante DaaS, ya que las aplicaciones de escritorio se transmiten por Internet desde un servidor centralizado. Las nuevas tecnologías han cambiado estas circunstancias y, ahora, incluso aplicaciones como el diseño asistido por ordenador (CAD), que requieren cantidades inmensas de recursos informáticos para mostrar gráficos rápidamente, se pueden ejecutar fácilmente en DaaS. Cuando la carga de trabajo de un servidor es demasiado elevada, los administradores de TI pueden migrar una máquina virtual en ejecución de un servidor físico a otro en cuestión de pocos segundos, de modo que las aplicaciones aceleradas por gráficos o por GPU se ejecuten sin interrupciones. El escritorio como servicio acelerado por GPU (GPU-DaaS) tiene ciertas implicaciones para cualquier sector que requiera modelado 3D, gráficos avanzados, simulaciones o producción de vídeo. Esta tecnología beneficia a los sectores de la arquitectura, la radiodifusión, el diseño y la ingeniería.

 

¿Por qué elegir el escritorio como servicio?

Entre las ventajas del DaaS se encuentran la gestión simplificada, la mayor flexibilidad y un coste de propiedad menor que el de los modelos tradicionales. Las empresas que se propongan ofrecer opciones de teletrabajo y flexibilidad para utilizar dispositivos personales pueden utilizar DaaS para crear rápida y fácilmente un área de trabajo digital. Los usuarios pueden iniciar la sesión en los escritorios virtuales desde donde estén y a través de muchos tipos de dispositivos diferentes, y sus escritorios tendrán exactamente el mismo aspecto que la última vez que los usaron desde otra ubicación. Solo necesitan una conexión a Internet. Puesto que los datos se encuentran en una ubicación remota y centralizada, se pueden guardar en copias de seguridad constantemente sin que los usuarios tengan que gestionarlas por su cuenta ni preocuparse de unos datos que tienen en un ordenador de la oficina, pero no en casa.

 

VDI frente a DaaS

Una infraestructura de escritorios virtuales (VDI) permite a las organizaciones alojar sistemas operativos de escritorio de forma remota en terminales desde un servidor centralizado. Todos los datos se encuentran en el servidor del centro de datos, mientras que el dispositivo sirve tan solo para que los usuarios accedan a los datos por Internet. La VDI requiere una inversión cuantiosa en red, almacenamiento e infraestructura informática para el centro de datos, además de un equipo de TI con conocimientos para configurar y gestionar infraestructuras virtuales. Si usan el modelo de escritorio como servicio, los proveedores de servicios de cloud costean la configuración de la infraestructura y la gestión, de modo que DaaS puede ser mucho más asequible que configurar una nueva infraestructura de escritorios virtuales interna, en función del número de usuarios finales a los que se atienda y el precio de una suscripción. 

 

Una empresa con muchos usuarios puede ahorrar dinero gracias a la VDI o DaaS, ya que los terminales no necesitan muchos recursos informáticos (la mayoría del procesamiento se lleva a cabo en el centro de datos). Sin embargo, atender a muchos usuarios requiere mucho personal de TI que pueda ocuparse de los problemas que surjan. DaaS permite que una empresa funcione con menos personal de TI, porque el proveedor de DaaS se ocupa de la implementación, los problemas de conectividad y otros problemas que tengan los usuarios finales.

Pero la VDI ofrece al personal de TI de una empresa mayor control sobre la solución para escritorio y sobre la seguridad que DaaS. Puede que una empresa que tenga requisitos de seguridad o de aplicaciones específicos o estrictos no logre encontrar un proveedor de DaaS que cumpla todas sus necesidades a un precio asequible.

 

Ventajas de un escritorio como servicio

Un escritorio como servicio ofrece claras ventajas respecto a un modelo de escritorio tradicional. Implementar o retirar usuarios finales activos en DaaS es mucho más rápido y menos costoso. El escritorio ya está configurado y solo hay que conectarlo a un dispositivo nuevo. Las empresas con fluctuaciones estacionales, que sufren contantes picos y bajadas en la demanda o los empleados, pueden ahorrarse mucho dinero y tiempo gracias a DaaS. El escritorio como servicio también permite a las empresas ofrecer soporte de TI remoto a sus empleados, lo cual minimiza el tiempo de inactividad.

 

Hay otras formas en las que DaaS permite a las empresas ahorrar dinero. Como los dispositivos que ejecutan DaaS requieren mucha menos capacidad informática que un portátil o un equipo de escritorio tradicional, son menos costosos y usan menos energía. Los usuarios también tienen más opciones a la hora de elegir dispositivo. DaaS se ejecuta en una gama de sistemas operativos y tipos de dispositivos, de modo que se adapta a la tendencia de los usuarios que llevan sus propios dispositivos a la oficina, y la carga de ofrecer el escritorio en todos esos dispositivos pasa a recaer en el proveedor de servicios de cloud.

 

Por último, debido a que en DaaS los datos se almacenan en el centro de datos, los riesgos de seguridad son bastante inferiores. En caso de robo de un portátil o un dispositivo móvil, solo hay que desconectarlo del servicio. Como ningún dato se encuentra en el dispositivo robado, el riesgo de que un ladrón acceda a datos confidenciales es mínimo. Las actualizaciones y los parches de seguridad también son más fáciles de instalar en un entorno de DaaS, ya que todos los escritorios se pueden actualizar simultáneamente desde una ubicación remota.

Productos, soluciones y recursos del escritorio como servicio de VMware

Máquinas virtuales sencillas y potentes para Mac

VMware Fusion permite a los usuarios de Mac ejecutar Windows en Mac, junto con cientos de sistemas operativos y con las aplicaciones de Mac, sin tener que reiniciar.

Distribución segura de aplicaciones publicadas a cualquier dispositivo y lugar

Horizon Apps permite que los usuarios finales accedan de forma rápida y sencilla a todas sus aplicaciones publicadas, SaaS y móviles a través de un área de trabajo unificada.

VMware Workstation para crear y probar software para cualquier plataforma

VMware Workstation Pro es el estándar para la ejecución de varios sistemas operativos como máquinas virtuales en un único PC de Linux o Windows.

La plataforma líder en escritorios y aplicaciones virtuales

Proporcione a los usuarios finales acceso a todos los servicios en línea, aplicaciones y escritorios virtuales a través de una única área de trabajo digital.

Un segundo sistema operativo aislado en un mismo PC

Workstation Player utiliza VMware vSphere Hypervisor para ofrecer una solución de virtualización local sencilla, pero estable y consolidada, que podrá emplear con muchas finalidades distintas, por ejemplo, como herramienta personal de aprendizaje o herramienta comercial para simplificar la ejecución de un escritorio empresarial en un dispositivo BYOD.

Aplicaciones y escritorios virtuales alojados en la cloud

VMware Horizon Cloud permite distribuir aplicaciones y escritorios virtuales alojados en la cloud a cualquier dispositivo y lugar, desde un único plano de control de la cloud.