¿Qué es una nube híbrida?

 

La nube híbrida describe el uso conjunto de plataformas tanto de nube pública como privada. Puede referirse a cualquier combinación de soluciones de nube que funcionen conjuntamente en entornos locales y externos para proporcionar servicios de informática de nube a una empresa. Gracias al entorno de nube híbrida, las organizaciones sacan partido a las ventajas de ambos tipos de plataforma de nube, y eligen cuál quieren utilizar según las necesidades de datos específicas.

 

Los proveedores de servicios de nube pueden proporcionar opciones tanto de nube privada como pública en un servicio de nube híbrida, y la nube privada se puede alojar de forma local o externa. Alternativamente, las organizaciones pueden alojar su propia nube privada en las instalaciones y utilizar también servicios externos de nube pública para diferentes requisitos de datos o durante picos en la demanda. Hay muchas opciones diferentes posibles, pero la estrecha integración entre las nubes públicas y privadas es siempre esencial para que el entorno de nube híbrida tenga éxito.

 

¿Por qué elegir una nube híbrida?

Las empresas utilizan la nube híbrida para mejorar rápida y eficazmente sus recursos existentes. Les permite proteger los datos confidenciales dentro de una nube privada y, además, añadir rápidamente más recursos informáticos, ancho de banda de red o almacenamiento de una nube pública externa para afrontar picos temporales en la demanda.

 

La nube híbrida también puede referirse a una solución que incorpore varias plataformas de nube. En este caso, hay un único sistema de gestión para acceder a todos los elementos de la informática de nube y gestionarlos. En la nube híbrida se usan uno o varios servicios de nube pública junto con una nube privada local, mientras que en los entornos multinube se usan múltiples proveedores de servicios de nube pública. En los entornos de nube híbrida se utilizan tanto la nube pública como la privada. Los entornos multinube incluyen dos o más proveedores de nube pública que ofrecen servicios basados en la nube a una empresa que puede tener una nube privada o no. Los entornos de nube híbrida también pueden ser entornos multinube.

 

¿Qué es una infraestructura de nube híbrida?

La infraestructura que respalda la nube híbrida suele incluir una red, servidores y software de virtualización. Los servidores alojan los datos y los muestran de forma remota a través de la red. El software de virtualización permite que los recursos virtuales como, por ejemplo, los escritorios, se muestren de forma remota. Puesto que una nube híbrida implica combinar recursos internos y externos, estos componentes del back-end se encuentran en dos ubicaciones: en el centro de datos empresarial local y en el entorno del proveedor de servicios de nube pública. Como tiene que responder a las distintas exigencias de sus múltiples clientes, el proveedor de servicios de nube utiliza sistemas potentes y de alta densidad para alojar sus servicios de informática de nube. El software de virtualización permite a los proveedores de servicios de nube alojar varios sistemas operativos en un único servidor para maximizar sus recursos.

 

Ventajas de una nube híbrida

  • Flexibilidad: las empresas con picos de demanda frecuentes pueden implementar una solución de nube híbrida que les permita usar una nube privada para ejecutar la mayoría de las cargas de trabajo y les dé acceso a la nube pública solo durante esos picos de uso.
  • Estructura y separación: la nube híbrida también facilita una alternativa para almacenar datos confidenciales, ya que las empresas pueden ofrecer servicios a través de una nube pública a la vez que protegen los datos confidenciales en una nube privada.

Aunque una nube privada es más barata que una pública (después de la inversión inicial en la infraestructura), no es fácil ampliarla. Requiere comprar equipos adicionales. Si se reduce el uso de la nube privada, esos equipos costosos se quedan sin usar.

 

¿Qué es una arquitectura de almacenamiento de nube híbrida?

Una arquitectura de almacenamiento de nube híbrida permite a los responsables de TI elegir entre una serie de ubicaciones para almacenar diferentes tipos de datos con diferentes requisitos de acceso. Una organización puede utilizar un almacenamiento que tenga un rendimiento más lento, pero sea más barato, para los datos que no deban estar disponibles inmediatamente, y reservar el almacenamiento caro de alto rendimiento para los datos de aplicaciones con los que los usuarios interactúen a menudo.

 

Con una nube híbrida es muy fácil implementar esta arquitectura de almacenamiento escalonado. En una arquitectura de almacenamiento de nube híbrida, el sistema de almacenamiento principal (que aloja los archivos y los datos para las aplicaciones a los que más acceden los usuarios) se encuentra en la nube privada, más cerca de los usuarios y donde tendrá mejor rendimiento. Este es el nivel con el que la mayoría de usuarios interactuará a diario.

 

En la nube pública encontramos un segundo nivel de almacenamiento con menor rendimiento y que suele hacer de refuerzo para el nivel principal. También se puede usar para almacenar datos a los que se suela acceder con una frecuencia relativamente baja, pero no lo suficiente como para que convenga archivarlos.

 

El tercer nivel de almacenamiento, con mayor latencia, también se encuentra en la nube pública y es preferible que cuente con el plan de suscripción para almacenamiento más barato. Las organizaciones pueden usar este tercer nivel como un refuerzo extra para los datos del primer nivel o para el almacenamiento a largo plazo de datos archivados a los que los usuarios apenas acceden.

 

¿Cuáles son los mayores desafíos que afectan a la adopción de la nube híbrida?

Aunque adoptar una solución de nube híbrida supone claras ventajas, su implementación no está exenta de desafíos. Cuando mejor funciona una solución de nube híbrida es cuando las cargas de trabajo pueden moverse con fluidez entre la nube privada y la pública. Esta coordinación es esencial, pero no siempre resulta fácil configurarla o gestionarla, sobre todo si se trabaja con un proveedor externo de servicios de nube pública.

 

Como los servidores de la nube pública comparten datos de varias empresas, la seguridad es de máxima importancia al usar servicios de informática de nube pública. El cifrado de datos es una buena manera de garantizar una mejor seguridad, pero no todas las plataformas de cifrado funcionan en la nube privada y en la pública. Elegir un proveedor que ofrezca servicios de informática de nube pública compatibles tanto con la configuración de nube privada como con los medidas de seguridad que ha instaurado requiere un minucioso análisis.

 

Los proveedores de nube pública no solo ofrecen una amplia gama de servicios, sino que sus estructuras de precios también pueden variar bastante. Una planificación cuidadosa puede mantener los costes bajos en las facturas mensuales de servicios de nube, pero a las organizaciones que usan la nube pública de forma impredecible les puede resultar difícil no gastar mucho dinero en servicios de nube pública cuando tienen picos de uso repentinos.

 

Por último, dado que usar una nube híbrida es más complejo que usar una nube privada o una pública, las organizaciones deben planificar cuidadosamente cómo adaptarán la nube híbrida cuando necesiten ampliar o reducir recursos.

 

Productos, soluciones e investigaciones sobre la nube híbrida de VMware

VMware Cloud Foundation

VMware Cloud Foundation facilita la implementación y la ejecución de una nube híbrida. VMware Cloud Foundation ofrece una infraestructura de nube integrada (recursos informáticos, almacenamiento, red y seguridad), además de gestión de la nube.

Novedades: la nube híbrida unificada de VMware

La nube híbrida unificada de VMware está basada en una plataforma definida por software que abarca recursos internos y externos.

Plataforma de gestión de la nube híbrida

vRealize Suite es una plataforma de gestión de la nube híbrida que ayuda a los desarrolladores de TI a crear de forma rápida aplicaciones en todas las nubes y garantiza la seguridad y la coherencia de las operaciones.

Automatización de la nube para aplicaciones basadas en máquinas virtuales o en contenedores

vRealize Automation es una herramienta de automatización de la nube que acelera la prestación de servicios de TI mediante la automatización y las políticas predefinidas, proporcionando un alto nivel de agilidad y flexibilidad para los desarrolladores.

Hybrid Cloud Assessment

Realice una evaluación con VMware Hybrid Cloud Assessment (HCA) para tomar mejores decisiones sobre los costes al migrar cargas de trabajo a nubes públicas o privadas.

Gestión de las operaciones de TI autónomas

vRealize Operations ofrece gestión de las operaciones de TI autónomas desde las aplicaciones hasta la infraestructura para optimizar, planificar y adaptar las implementaciones de nube híbrida y de infraestructura hiperconvergente (HCI), unificando a la vez la supervisión del entorno multinube.